miércoles, 23 de noviembre de 2016

Estudiantes españoles realizan prácticas académicas en Justicia Juvenil Restaurativa

La Justicia Juvenil Restaurativa, un programa que busca abordar desde una nueva perspectiva el tratamiento del delito juvenil, sigue avanzando en San Isidro.
Como parte del convenio firmado entre el Municipio y la Universidad de Girona, de España, estudiantes de esta destacada institución están realizando prácticas dentro de esta iniciativa que se lleva a cabo en el partido y que apunta al tratamiento de delitos no graves y contravenciones cometidos por jóvenes o menores.
“Estamos muy felices por el gran avance que está teniendo este programa. Buscamos que no se institucionalice a los jóvenes que delinquen y que tengan oportunidad de trabajar, estudiar y devolverle a la sociedad, en buenas acciones, el mal que han hecho”, manifestó el intendente Gustavo Posse, quien recibió a los alumnos en su despacho.
Raúl Calvo Soler, profesor de la Universidad de Girona y director del programa en San Isidro, comentó: “Estas experiencias son muy enriquecedoras para todos. Es importante que la gente joven estudie y aporte sus ideas para que esta iniciativa crezca y sea cada vez más completa”.
La Justicia Juvenil Restaurativa atiende a las causas y efectos del delito, y se basa en tres pilares: responsabilidad del autor (toma de conciencia del daño provocado); reparación a la víctima (sanción); y reinserción del infractor a la comunidad (prevención de futuros delitos).
Según los especialistas, el diálogo entre víctima y victimario es un instrumento valioso para “sanar” a ambos, para reparar el daño producido por el delito buscando que el joven tome conciencia del impacto de sus actos y para prevenir la reincidencia.
“Los estudiantes de criminología de la universidad española vienen a formarse mientras observan el funcionamiento de la iniciativa en San Isidro. Realmente, es un orgullo que vengan a aprender desde el lugar donde se originó este programa”, expresó el secretario de Integración Comunitaria local, Arturo Flier.
Al finalizar la reunión, Gisella Cavanas subrayó: “Creo que es una experiencia muy buena porque te ayuda a ver otros puntos de vista y otras culturas”.
A su lado, su compañera Raluca Balan completó: “Luego de estudiar tanto contenido teórico, esto sirve para empaparse de realidad y llevarlo a la práctica. Con la justicia juvenil restaurativa vemos que se pueden conseguir grandes resultados sin caer en la represión”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada