jueves, 16 de marzo de 2017

La violencia obstétrica es una forma de violencia de género

La experiencia de  maltrato que contó en el inicio de su ponencia la abogada Marisa Aizenberg, especialista en violencia de género, dejó atónitos a todos los presentes en la charla organizada por el Concejo Deliberante de San Isidro y la Dirección de la Mujer de San Isidro sobre Parto Humanizado y Violencia Obstétrica.
“Tenía 21 años y estaba desnuda en el pasillo del hospital. De pie, llevaba en brazos a su hija recién nacida, recién arropada. Tenía las piernas ensangrentadas. Le extrañó ver tanta gente a medianoche. Después de unos minutos, una de las enfermeras del parto le entregó un paño de gasa. "Ponételo entre las piernas y andá para allá", le indicó. La mujer caminó. El pasillo le pareció interminable. "Caminá con las piernas cerradas que vas a sangrar y te vas a resbalar", escuchó. Se apoyó en la pared. Le costaba respirar. Entonces recibió una nueva indicación: "Respirá bien, porque te vas a desmayar y yo no te voy a levantar".
Esta terrible situación es, entre otras, una de las tantas experiencias de maltrato que sufren muchas madres cuando asisten a un hospital para dar a luz.
Lo que no saben muchas mujeres es que existe la ley de Protección Integral a las mujeres (26.485), que a su vez cita la de parto humanizado (25.929) donde se expresan los derechos que tienen las madres antes, durante y después del parto.
“Hay muchísimos casos de trato deshumanizado en el momento del parto. Y las mujeres terminan aceptando este maltrato desconociendo que hay leyes que las protegen y les dan derechos. Por eso son fundamentales estas charlas para concientizar y capacitar”, señaló Carmen Storani, directora provincial de Salud Comunitaria, Entornos Saludables y No Violentos y especialista en Derecho de Familia y Minoridad, Violencia hacia la Mujer y Participación Política.
“No se trata de hombres ejerciendo violencia, sino de todo el equipo que se ocupa del parto, hay mujeres lo que indigna aún más. Las claves para vencer la violencia obstétrica son obtener mucha información sobre el tema y estar acompañados durante el parto de las personas que elegimos para ese momento”, expresó Aizenberg.
En su ponencia, la subsecretaria de Salud de la Municipalidad de San Isidro, Susana Abelleira, dijo que es fundamental la presencia del Estado, que tanto profesionales como los padres sepan que tiene derechos.
“En San Isidro tenemos el programa Mamá Protegida, Bebé Sano  que consiste en realizar un seguimiento a las embarazadas desde la gestación hasta el primer año de vida del niño”, contó Abelleira.
La doctora Susana Vázquez, directora del Hospital Materno Infantil de San Isidro, destacó que ley de Parto Humanizado es una herramienta fundamental para evitar la violencia obstétrica.
El tema despertó gran interés en el público, mayoritariamente femenino, por lo que el encuentro se extendió con varias preguntas que enriquecieron aún más la reunión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada